La gestión inteligente de los residuos, clave en una Smart City

¡Comparte esta entrada en tus redes sociales!

 

Conseguir una gestión inteligente de los residuos es uno de los retos más importantes de una Smart City, especialmente a medida que se incrementa la población.

En numerosas ocasiones, los camiones de recogida de basura realizan viajes innecesarios hasta contenedores que están prácticamente vacíos mientras que otros que se llenan y desbordan quedan desatendidos. A ello se suma la dificultad para conocer de manera anticipada posibles situaciones de riesgo debido a condiciones meteorológicas adversas o actos de vandalismo.

¿En qué se centra la gestión inteligente de los residuos?.

La gestión inteligente de los residuos urbanos se compone de una serie de etapas que van desde la recolección y el transporte hasta su tratamiento. Concretamente es la recolección el factor clave de esta gestión eficiente por dos motivos: sus costes y su componente logístico.

Una gestión eficiente de los residuos resulta realmente costosa, ya que implica a muchos trabajadores y vehículos, y hay que realizar una mejora de la planificación de la recogida de residuos. En este último caso, al tener un importante componente logístico, permite un amplio margen de mejora.

Principales objetivos de la gestión inteligente de los residuos.

La gestión de los residuos de una Smart City nace con la finalidad de crear una una ciudad ecológica y sostenible que facilite la vida de sus ciudadanos. Podemos decir que los principales objetivos de la gestión de los residuos son:

  1. Conseguir un entorno más concienciado e informado
  2. Conseguir un entorno con mayores facilidades para permitir un funcionamiento de la Smart City más cómodo
  3. Establecer sistemas más higiénicos y de menor impacto visual

Sistemas inteligentes para la gestión de los residuos de una Smart City.

Las ciudades cuentan con numerosos sistemas inteligentes para la gestión de los residuos, algunos de ellos están perfeccionándose de manera progresiva.

Para la recolección de residuos podemos encontrar desde la denominada recogida neumática o el sistema basado en contenedores soterrados hasta el empleo de camiones con diferentes tipos de carga, ya sea lateral o trasera.

Estos sistemas se enmarcan en otros más amplios de gestión de los residuos cuya eficiencia será mayor o menor en función de su conexión estratégica a través del IoT.

Por otra parte, se han desarrollado dispositivos multisensores IoT para la monitorización de los contenedores. El objetivo de este dispositivo multisensor es detectar el nivel de llenado de los depósitos en tiempo real. Además de su geolocalización y la detección de posibles situaciones de riesgo (incendios, volcado).

Uno de los objetivos de la gestión inteligente de los residuos era establecer sistemas más higiénicos y de menor impacto visual. Para ello, las Smart City están desarrollando redes de tuberías subterráneas por donde circulan los residuos. De esta forma, las bolsas de basura depositadas en los contenedores van directamente al centro de reciclado y además, se reduce el número de camiones de recogida de basura, contribuyendo a disminuir la contaminación.

¿Qué papel juega el Big Data en la gestión inteligente de los residuos?.

Gracias al Big Data es posible conocer información sobre horas, cantidad de residuos y costumbres en su gestión.

Además, la gestión de los datos en tiempo real nos permite obtener información no sólo de la gestión de los residuos sino también de la movilidad, la calidad del aire, los niveles de ruido y otros aspectos relacionados con el bienestar del ciudadano.

El objetivo principal del empleo de los datos en uso real no es otro que optimizar los recursos y la calidad del servicio, buscando el ahorro económico y el cuidado ambiental.

Todo esto, lo podrás hacer con FIWOO.

¿Quieres saber más sobre nuestra plataforma? Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible 🙂

 

 

No Comments

Post A Comment